jueves, 7 de febrero de 2013

Spaguetti con la hortaliza

Debido a que desde ayer comenzó a elevarse la temperatura por estos lares, de la mano de un tráfico terrible que me impidió llegar al mercado es que cociné este "Spaguetti con la hortaliza".

La pasta tiene una versatilidad increíble, y de la mano con las hortalizas, resultó un platillo apetecible, fresco y primaveral.


 Los ingredientes:

  • Un manojo de espinacas
  • 6 calabazas (zucchini)
  • 1 paquete de spaguetti
  • 1/2 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal, pimienta negra y sazonador de pollo
  • Queso cotija o seco para el final 

Los utensilios:

  • Tabla para picar
  • Cuchillo
  • Sarten profundo o tipo wok
  • Olla para cocinar la pasta
  • Desinfectante para alimentos
  •  Estufa Palita Escurridor


Disfruto cocinar porque -entre muchas razones más- me permite crear una estrategia mental de qué debo hacer y en qué orden, ignoro si es el mejor pero es el que me nace. Aquí se pueden realizar diversas actividades a la vez. 

 

  1.  A las espinacas las cortamos del tallo y las lavamos. Es importante hacerlo en repetidas ocasiones porque siempre guardan tierra. 
     
    Y finalmente las desinfectamos.







  2.  En la olla agregamos agua 3/4 de su capacidad. La dejamos en el fuego hasta que hierva y le agregamos un puñito de sal.

  3. Agregamos la pasta. No es necesario quebrarla en dos, el calor hará que comience a bajar o le ayudamos un poquito manualmente.








    Mientras se cocina el spaguetti seguimos con:

  4. Rebanamos la cebolla y cortamos las calabacitas en rebanadas y por la mitad.








 4.  En el sarten caliente agregamos los 2 dientes de ajo, un chorrito de aceite de oliva y un cuadrito de mantequilla.


Si hubiera tenido un puñado de piñones, en este punto los hubiera agregado





  
           5. Añadimos la cebolla rebanada.




6.  Cuando la cebolla cambia de color le agregamos las calabacitas.









  7.  Vamos a cortar las espinacas en trozos grandes, no importa la uniformidad, y también las agregamos.

  8.   En este punto vamos a sazonar, espolvoreando la sal, la pimienta y el sazonador, y revolvemos.






Cuando la pasta esté al dente, y con mucho cuidado por el vapor y lo caliente que estará, utilizamos el escurridor para dejar la pasta libre.





 


9.  Incorporamos el spaguetti y revolvemos, cuidando de no romper la pasta.











Al gusto de cada quien pueden agregar más aceite de oliva, e incluso algunos cuadritos de mantequilla y ajustar la sal y la pimienta.


Servimos con queso seco o tipo cotija y ¡a comer!