lunes, 11 de marzo de 2013

Verde tomatín

Los tomatitos verdes o tomate de milpa son el insumo básico aquí, además de procurar el cilantro más fresco posible. Deben de existir muchas formas de comer en crudo varios vegetales, pero de estos tomatitos no había conocido ninguna. Sin ánimo de robar el crédito cabe señalar que mi mamá y yo lo vimos en algún programa de cocina en televisión hace ya mucho tiempo. Lamentablemente no recuerdo cuál era.

Muy sencillo, económico y lleno de sabor.



Los ingredientes:

  • 1/4 de tomatitos verdes o tomate de milpa
  • 1 puñado de cilantro fresco
  • 1/4 de cebolla
  • 1 chile serrano
  • 1 limón
  • Queso tipo cotija o queso seco
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Los utensilios:

  • Tabla para picar 
  • Cuchillo
  • Exprimidor
  • Recipiente


Lo primero será preparar los ingredientes para irnos de corrido. Los tomatillos se lavan con agua y jabón, al cilantro le quitamos las hojas y lo desinfectamos, el chile y la cebolla les lavamos con agua y jabón también. Una vez realizado todo esto comenzamos:







1.  Picamos en dos o cuatro piezas los tomatillos según el tamaño, deben quedar trozos pequeños.











2.  Los pasamos al recipiente.








3. Hacemos rebanadas delgadas de la cebolla. Use poca porque no es mi fuerte el sabor de la cebolla cruda.
















4. Las hojas de cilantro las picamos de manera relajada.










                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                5. El chile va en rebanadas, puede ser opcional para aquellos que no les gusta el picante.













6.  Lo llevamos al recipiente.















7.  Agregamos sal y pimienta, exprimimos el jugo del limón y una bañadita de aceite de oliva.





8.  Desmoronamos el queso y revolvemos.








¡Está listo! Va muy bien con una carne asada y dependiendo de las ganas de enchilarse podría ser la cantidad de chile que se ponga. Sobre una tostada o con totopos va perfecto.