domingo, 31 de marzo de 2013

Espinacas a mí




 Lo verde es vida y las espinacas son pura vida. Son económicas y rendidoras. Después de buscar la mejor oferta en supermercados, mercados y tianguis, debo decir que en los tianguis y mercados resulta muchísimo mejor comprarlas. Los ramilletes son más grandes y más baratos, sobre todo frescos.

     Este guiso de espinacas se puede utilizar de varias formas: como un acompañante, como relleno de quesadillas o de empanadas, o como enseguida propongo en un soufflé truqueado.


Los ingredientes:

  • 1 manojo grande de espinacas frescas
  • 2 jitomates
  • 1/2 cebolla
  • Aceite para cocinar
  • Sal y pimienta


Los utensilios:

  • Cacerola con tapa
  • Estufa
  • Tabla para picar
  • Cuchillo
  •  Palita

 Debido a que las espinacas cargan con tierra es importante dedicar tiempo a lavarlas y desinfectarlas varias veces de ser posible.









1. Los jitomates los picamos en trozos pequeños y la cebolla puede ir picada también o en rodajas delagadas, muy a su gusto.



















2. Una vez lavadas y desinfectadas, troceamos a cuchillo libre las espinacas.









3. En la cacerola caliente, agregamos un chorrito de aceite y llevamos el jitomate y la cebolla. Se mueven un poco y la señal para el paso 4 es que la cebolla esté más suave y el jitomate comience a soltar jugo.









4. Agregamos las espinacas y tapamos. Al menos 2 minutos harán que el vapor generado comience con la cocción de las espinacas.











5.  Salpimentamos...




           


             6. ...y revolvemos. Tapamos de nuevo la cacerola y lo dejamos hervir a fuego lento. En 5 minutos estará listo.