lunes, 21 de enero de 2013

Pollo en salsa verde

Este platillo es muy sencillo, y tiene la ventaja que siempre queda salsa que puede ser reutilizada en otros platillos que después subiremos por aquí.

Los ingredientes:

  • 500 gramos de tomates verdes pelados
  • 8 piezas de pollo crudo
  • 2 chiles verdes/ serranos
  • 1/2 cebolla blanca mediana
  • 1 diente de ajo
  • 1 manojo de cilantro fresco
  • Sal de grano, pimienta, sazonador de pollo y agua
Los utensilios:


  • Olla con tapa donde quepa el pollo y algo de caldo
  • Colador
  • Cuchillo
  • Licuadora
Manos a la obra


Los tomates verdes se pueden comprar con cáscara o sin ella, da igual. De los diferentes tipos que podemos encontrar, en general son tres tipos: uno muy grande, otro mediano y por último el "milpero" que es chiquitito. Se sugiere el mediano o el milpero.


  1. Una vez pelados, deben lavarse con agua y jabón de manera muy rigurosa. Al utilizar el colador es más sencillo.







Al comprar el cilantro es mejor si piden que les vendan $2, porque no se requiere mucho. Debe verse vivo y muy verde, sí tiene mucha hoja amarilla o tiene una textura seca o apachurrada, será mejor buscar otro punto de venta.

   


 
 

  2.  Vamos a separar las hojas con todo y sus      ramitas del tallo de cada hebra.









     3.  En una jícara o plato se debe lavar y desinfectar, porque siempre     lleva tierra.













 4.  Lavamos los chiles con agua y jabón y cortamos su rabito.







5.  Ponemos los tomates, el cilantro, la cebolla, los chiles y el ajo pelado en la licuadora.






  6.  Vamos a sazonar: agregamos dos puñitos de sal, un puñito de sazonador de pollo y espolvoreamos pimienta negra.


                                    













7.  Una vez que están todos los ingredientes, agregamos agua natural hasta la mitad del vaso y lo ponemos a licuar hasta que todo esté desintegrado.







                                 ¡A licuar!
Cuando se compra el pollo, es importante verificar que no esté golpeado. Se pueden ver fácilmente moretes o incluso sangre. Pueden pedir un pollo entero o las piezas que más les gusten, con piel o sin piel, eso es a su gusto.


  8.  Mientras se licúa la salsa... en la tarja lavamos el pollo con agua.


  9.  Ponemos la olla al fuego y vertimos la salsa verde, y agregamos 1 taza de agua natural. El pollo crudo se acomoda, cuidando que no quede fuera de la salsa algún pedazo de tamaño importante.


  10.  Tapamos, y verificamos que la flama esté baja. Esperamos 20 minutos.

  
  11.  El color de la salsa cambia y probamos si tiene suficiente sal, y podemos rectificar agregando un poco más. Lo dejamos entre 10 y 15 minutos más. El pollo debe estar suave, para esto pellizcamos una pieza  para saber cómo va (recuerda que está hirviendo y usa un tenedor).






¡A disfrutar! y acompáñalo con arroz blanco.